Lo que nos dejó la reunión anual de la Federación Iberoamericana de Franquicias en Brasil.

La semana pasada asistimos a la reunión anual de la Federación Iberoamericana de Franquicias, realizada en San Pablo en la Asociación Brasileña de Franquicias en conjunto con el Salón de la Franquicias.

Compartimos productivas jornadas de trabajo, junto a los representantes de Paraguay, México, Guatemala, Portugal, Argentina y el anfitrión Brasil.

Se realizó la elección de nuevas autoridades, quedando la dirección por los próximos dos años en Uruguay a cargo de Gabriel Grasiusso.

Vivimos días de camaradería, visitando el salón de la franquicia con expositores de todo Brasil, pudimos observar como las empresas locales plantean sus objetivos comerciales hacia el mercado interno y muchas también ven con muy buenos ojos la expansión en la región.

En dicho evento, se avanzó sobre temas importantes para el desarrollo del sistema a nivel internacional y puntualmente nos tocó exponer sobre las ventajas competitivas que Uruguay tiene para ofrecer a los inversores que desean instalarse en nuestro país.

Planteamos un breve repaso, sobre los puntos más destacados que presentamos al auditorio, de la situación política, económica y social de nuestro país.

La fuerte estabilidad política y social, así como una democracia consolidada, acompañada por una solidez   macroeconómica, el crecimiento ininterrumpido del producto, con un crecimiento del PIB per cápita de Uruguay que pasó de USD 10.000 en 2005 a casi US$ 17.000 en 2014.

En aspecto tributario, los inversores extranjeros están amparados por la Ley de interés nacional que pone a sus empresas en igualdad de condiciones en materia tributaria; sumado al avance en la búsqueda de mejorar la eficiencia y agilidad en los trámites estatales, ejemplo: ventanilla única para realizar las aperturas de las empresas en el día, facturación y firma electrónica o ventanilla única de comercio exterior.

Infraestructura portuaria de primer nivel, desde donde se proyecta una importante red de carreteras con contactos con los países limítrofes, junto a la excelente penetración de Internet hace de la infraestructura logística un punto destacado.

Por último, un capítulo especial a los recursos humanos altamente competitivos, con flexibilidad y facilidad de los trabajadores para adaptarse a los procesos de producción o tecnologías.

Todo estos puntos sumados, hacen de Uruguay una plaza atractiva para invertir.

Marcel Burgos

Be the first to comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *